Asociación de ideas

¡Finalmente! Está declarado: Jodimos al mundo. Claro, hacía falta que un grupo de expertos pusieran su firma en un reporte para saberlo. Lo lamentable es que los que van a sufrir las consecuencias de esta situación, son nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Mientras tanto, los de nuestra generación estamos destinados a morir gordos. Habría que hacer un análisis serio y retrospectivo de que cuernos se hizo mal, en el pasado no tan lejano, para llegar a donde estamos; de esta forma, los que vayan a reconstruir lo que quede, no cometan los mismos errores. Triste y bastante inquietante.
Lo del título viene a que, cuando estaba buscando una fuente de noticias en español, sobre lo que leí primero en inglés, y pincharla aquí, me encuentro -gracias al cielo- con un par de noticias simpáticas que me llevaron cada una a sitios distintos. ene.gifLa primera es que vi en el diario ABC de España la mención de que se publicó una nueva revista literaria que promete ser bastante buena. La revista se llama “Eñe. Revista para leer”. Es una revista trimestral y con una edición inicial de unos 15.000 ejemplares. Nada mal. Voy a ver si se puede conseguir de éste lado del charco…
Leyendo la nota veo que Eduardo Arroyo, uno de los artistas cuya obra es reproducida en la revista, tiene el siguiente comentario sobre Juan Palomo de la revista “El Cultural”:

En opinión de Eduardo Arroyo, hay que saludar siempre el nacimiento de una revista, “y más si se trata de una revista literaria, ya que las revistas de arte no me interesan en absoluto”.
El artista se alegró también por “el acierto” de la publicación “de no convertirse en una sección de Juan Palomo con su grupo de chimpancés, y perdón a los chimpancés. Esta revista se olvida del anecdotario, que no tiene ningún interés”.

Siempre me divierten los latigazos entre domadores…
Lo otro que encontré, buscando el enlace a “La Fábrica Editorial”, fue un enlace, de hace más o menos un año atrás, sobre la publicación de un libro de mi amigo José da Cruz. El libro se llama “Las zapatillas radioactivas” y me acuerdo que cuando el lo estaba escribiendo me llegó a preguntar como se le llamaban en los EE.UU., en español, a los sneakers. En Uruguay los llamamos “championes”, acá en el norte se le conoce en muchas partes como “tenis”; estoy seguro que cada país sudamericano tiene un nombre particular para este calzado deportivo. Finalmente, José decidió usar “zapatillas”, lo cual es algo bastante universal en español. Me gustó mucho encontrar esa notita.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.