La vida sin mayúsculas y dialogando en negritas

La verdad sea dicha, aunque tengo bitácoras desde hace poco más de dos años, no empecé en español sino en inglés. My Thoughts on Changes fue mi primera bitácora. En ella vuelco algunas cosas que no me caben escribirlas en español; son mensajes para otra gente; testamentos, muchas veces políticos o controvertidos, que se perderían sin sentido si esa otra gente no pudiera leerlos. También frecuento foros sobre el I Ching en los que escribo sobre un tema que es todavía más popular en inglés que en español. En esa otra bitácora guardo mucho material y gráficos que comparto con la gente del foro.

Hace un año, más o menos, comencé a escribir en esta bitácora con esta notita: Sincronicidades del Orto y del Ocaso. Lo que siguió luego fueron dos obituarios para seres que ya no me acompañan; después, silencio… Hasta unos meses, cuando empecé a leer bitácoras en español asiduamente. La calidad de lo que encontré fue mucho más alta que hace un par de años atrás y me dieron inspiración para escribir de nuevo en ésta.

Uno de los lugares que me sorprendió muy gratamente es el lugar de Rebecca Milans. Esta muchacha -me la imagino una muchacha- tiene un estilo bastante único para escribir, algo que se me da por llamar “spaghetti writing”: párrafos largos, interminables, en los que las oraciones parecen separadas más por silencios musicales que por puntos. Donde personajes se pintan la boca de colores, muchas veces simplemente negro, para hablar. Es siempre una nueva experiencia el leer sus pensamientos. Rebecca es muy observadora y capta detalles diminutos que estoy seguro que se le escapan a la mayoría: besos robados a la sombra de alguno de esos zaguanes, siempre mal alumbrados, de Montevideo; las travesuras imaginadas de un par de pasajeras de algún ómnibus capitalino; andanzas de un portero con alguna inquilina…; la lista es larga, Rebecca escribe con ganas. Ser observador es una de las principales herramientas que puede usar un escritor. Saber contarlo, es recibirse con diploma.

Mientras tanto, seguiré leyendo. Nunca se sabe con que se va a descolgar…

8 thoughts on “La vida sin mayúsculas y dialogando en negritas

  1. muchas gracias luis, la primer critica a mi blog, adoraria publicarla en ” opiniones ” de bitacoras.com si me dejas, con tu nombre y tu blog. no se ven los puntos en mis textos pero estan, tambien comas pero como renunci

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.